BESOS ROBADOS

¿Cuántas veces has pasado por la calle y has visto como una pareja se besa apasionadamente? Eso es un beso robado, robado con la mirada, con el sentimiento, y con un poco de suerte, con el clic la cámara. 

Estos besos robados nacieron como un proyecto anual, 52 besos robados en 52 semana, el cual cumplí en el anterior blog. Pero lejos de dejarlo como proyecto acabado, es un proyecto vivo todavía, en cada paseo que salgo con la cámara y veo un beso espontáneo en la espera de un semáforo o una despedida en la boca del Metro. En cualquier sitio está esperándome ese beso fugaz a la espera de ser robado.