Clickeando desde cero - #8 Nocturna

07 de julio, 2017 - ...y aprendiendo - -

“La fotografía es el único lenguaje que puede ser entendido y comprendido en todo el mundo”

Bruno Barbey

Via Lactea y estrella fugaz

Al igual que la fotografía, también el cielo y las estrellas pueden ser observadas en todo el mundo. Y como todo el mundo las mira, pues los fotógrafos no íbamos a ser menos.

Hacer fotografía nocturna no es muy diferente a hacer fotografía diurna, salvo que no tenemos luz. Vaya, un pequeño detalle sin importancia, ¿no? Bueno, tampoco hay tanto problema. Vamos a ver cómo podemos resolver una situación de fotografía nocturna. Como ya controlamos los parámetros de la cámara, sabemos que tenemos dos soluciones principales, subir la ISO o subir el tiempo de exposición. Cada una de estas opciones será la apropiada para cada situación.

Imaginemos que estamos de viaje en una ciudad, y salimos a pasear por la tarde pero se nos hace de noche. Queremos captar la vida nocturna, con los letreros luminosos, las luces de la ciudad, la gente, el bullicio... Nos damos cuenta que no podemos bajar la velocidad demasiado porque las personas saldrían movidas, y la opción de poner un trípode en mitad de Times Square no parece muy viable, ¿no? La solución que nos queda es subir la ISO hasta los límites que nos permita nuestra cámara mientras mantenemos una velocidad 1/50- 1/100 para intentar congelar el movimiento.

Times Square at night

Ahora imaginemos otra situación. Estamos a las afueras de la ciudad, en una urbanización, o en el campo y vemos un fantástico cielo estrellado. Como buenos fotógrafos, se nos ocurre que sería una foto maravillosa. En este caso, podríamos plantearnos como opción principal la de colocar un trípode, preparar el equipo con calma y hacer una foto nocturna de larga exposición que nos capte las estrellas y la vía láctea. Aquí, aumentamos el tiempo de exposición lo que sea necesario mientras mantenemos la ISO al mínimo. 

Estrellas sobre el molino

¿Qué equipo necesito para hacer foto nocturna?

Si utilizamos la opción de subir ISO, pues solo la cámara, pero si queremos hacer larga exposición nocturna, el equipo que necesitamos no deja de ser casi lo mismo que para hacer paisaje. 

    • - Una cámara que tenga modo B o Bulb para el disparo.
    • - Un trípode, fundamental para largas exposiciones.
    • - Un disparador, aunque los hay inalámbricos, con los de cable no te quedas sin pilas a mitad de una sesión.
    • - Una linterna, tremendamente útil si estamos en lugares "alejados de la civilización"
 

¿Como exponer correctamente si no hay luz?

El término "no hay luz" realmente es muy subjetivo. Para nosotros, consideraremos que no tenemos luz cuando el fotómetro nos "sugiere" subir la ISO cerca del límite máximo o bien que la velocidad que nos indica la cámara es muy baja. 

Si no tenemos el trípode a mano, o utilizarlo no es una opción, no nos queda otra que subir la ISO. En este caso, mi recomendación es que midáis la luz con una medición puntual dirigida al motivo que queráis fotografiar. Las escenas nocturnas suelen ser muy contrastadas, con importantes diferencias entre las luces y las sombras. Por eso, va a haber zonas de nuestra imagen que quedarán negras sin que ello nos preocupe, ¿verdad? Lo importante en este caso es exponer correctamente en el motivo/modelo que estamos fotografiando.

Por ejemplo, una actuación en un escenario con focos direccionales al actor, mientras el resto del escenario está en penumbra. Si exponemos al motivo principal, y este sale bien expuesto, no nos preocupa que el resto del escenario salga negro. De hecho, compositivamente nos puede ayudar a centrar la atención todavía más si cabe. O incluso, una foto de noche a la luz de una hoguera, que actúa como único foco de iluminación y buscamos un contraluz nocturno que nos marque las formas.

Juanjo Reiz en escena

En los casos anteriores, no hay mucha diferencia a la hora de exponer con respecto a una fotografía con más luz, salvo en el nivel de ISO que estoy utilizando. Las mayores diferencias, y donde nos encontramos las mayores dificultades, es en la fotografía nocturna de larga exposición. Veamos como actuar en este tipo de fotografía.

Normalmente, llegamos al lugar desde donde queremos hacer las fotos, colocamos el trípode y la cámara encima. Luego intentamos encuadrar con lo poco que vemos (ahora es cuando la linterna nos puede servir de ayuda) y una vez encuadrado, intentamos enfocar. Tras varios intentos infructuosos, nos damos cuenta de que el enfoque automático no funciona bien con poca, luz, así que no nos queda otra que volver a utilizar la hiperfocal. Ya sabemos como se usa, así que utilizaremos la linterna para iluminar un objeto que esté a la distancia correspondiente, enfocamos y ponemos el modo de enfoque en manual. Así no necesitaremos tocar el enfoque en toda la sesión. Para calcular la hiperfocal necesitamos elegir una apertura, que procuraremos dejarla fija toda la sesión. Tenemos que llegar a un equilibrio entre la necesidad de abrir al máximo el diafragma para que entre toda la luz posible y cerrar para conseguir mayor nitidez. Personalmente, elegiría diafragmas abiertos.

Ya tenemos la cámara encuadrada y enfocada con la hiperfocal, solo queda exponer. Si no tenemos luz suficiente, el fotómetro no nos va a servir de mucho, por lo que tendremos que actuar a prueba y error. Pondremos la mayor ISO posible, 3200 o incluso 6400, y unos 30 seg de exposición. Con estos parámetros, tiramos una foto de preuba para ver la exposición resultante. Si la foto sale sobreexpuesta, bajo el tiempo y vuelvo a probar hasta que tengamos una exposición correcta. Seguramente la foto tenga mucho ruido, pero eso lo arreglamos ahora. 

Supongamos que con ISO 3200 y 20 seg consigo una exposición bastante buena con lo que puedo ver en la pantalla de la cámara. Ahora lo que quiero es bajar la iso, manteniendo la exposición. Utilizando la Ley de Reciprocidad, bajo tantos pasos de ISO como pasos de tiempo aumento:

  • ISO: 3200 - 1600 - 800 - 400 - 200 -100
  • Velocidad: 20 - 40 - 80 - 160 - 320 - 640

Tenemos la misma exposición a ISO3200 y 20seg que con ISO100 y 640 seg. Claro, ¿no? Solo queda poner el disparador en bulb y medir los 10 minutos y 40 segundos. Y cuando veamos la foto saldrá algo parecido a esto:


Las estrellas se mueven. Bueno, realmente se mueve la Tierra. Si queremos que las estrellas salgan como puntos luminosos en vez de trazas en el cielo, tenemos que usar la regla de los 500. El tiempo máximo de exposición que podemos poner para que no se aprecien las trazas del movimiento en las estrellas es el numero que sale de dividir 500 entre la focal efectiva que estamos utilizando. Si usamos el pisapapeles puesto a 18 en una cámara DX, la focal efectiva será 27mm en Nikon y 29mm en Canon. Si dividimos 500 entre estos valores, tenemos tiempos máximos de exposición de 17 seg. Ya tenemos fijado el tiempo y la apertura, así que tendremos que subir la ISO para llegar a la exposición correcta. No hay otra solución.

Las cámaras FF nos ayudan mucho en este tipo de foto. Un gran angular que llegue a 18 o 16 mm nos permite tener abierto el obturador hasta casi los 30 seg, lo que supone el doble de tiempo que con una cámara DX. Y el doble de tiempo significa el doble de luz.

Manhattan at night from Rockefeller Tower

Algunas recomendaciones
 
- Dispara en RAW. Los ficheros son más pesados pero tienen mucha información para poder editar a posteriori.
- Desactivar el VR "reducción de la vibración" de los objetivos que lo lleven. Pueden generar vibraciones al estar en el trípode.
- Activa el modo "Levantar espejo" que retrasa el disparo para evitar vibraciones.
- Sigue prestando atención a la composición.
- En la edición, juega con la temperatura de color para obtener cielos más vistosos.
- Lleva baterías de repuesto, tanto para la cámara como para la linterna.
- Planifica la sesión, comprueba si vas a tener luna llena por ejemplo (no es buena para fotografiar las estrellas).
- Reconoce el terreno previamente, de día si es posible, para que sepas dónde te vas a meter.
- Procura no ir solo y llevar el móvil completamente cargado. Tampoco está de más informar a alguien de dónde vas a ir.
- En el campo, aunque sea verano, la temperatura puede bajar, así que no olvides un poco de ropa de abrigo.
 
 
Ya tenemos claro como hacer fotografía nocturna. Solo queda practicar. Ya sabéis, dos fotos nocturnas para esta semana, incluso urbanas. Que disfrutéis de las vacaciones.