Clickeando desde cero - #7 Urbana

23 de junio, 2017 - ...y aprendiendo - -

“La fotografía, para mi, un impulso espontáneo procedente de un ojo siempre atento, que capta el instante y su eternidad”

Henry Cartier-Bresson

Calle de Manhattan


La fotografía urbana, de calle, o más conocida como "street photography" se puede considerar como una disciplina dentro de la fotografía en general. Gracias al auge de las tecnologías móviles y de la gran importancia que ha tomado la imagen a partir del último tercio del siglo XX hay una inmensa cantidad de información gráfica de las calles y de la vida que en ella se da. Pero la fotografía callejera lleva existiendo desde que se inventó la fotografía.

La frase que encabeza este tema es del considerado "padre del fotorreportaje", Henry Cartier-Bresson, cuya forma de trabajar se centraba en disparar en el momento decisivo, prácticamente sin intervenir en la escena. Esa forma de fotografiar es la más adecuada en la foto de calle, en la que se busca el momento que refleje la vida, la situación, las personas o lo que esté ocurriendo en ese instante sin que haya intervención por parte del fotógrafo. 


Si te gusta la foto callejera solo necesitas dos cosas para hacerla, la cámara y muchas ganas de pasear por la calle. Nada más. La foto street es una foto espontánea, sin preparación, sin aviso. Vas por la calle y tu ojo ve algo que los demás no captan, rápidamente encuadras como puedes y disparas. No hay tiempo para más. Así de simple y complejo a la vez. 

Comida en Central ParkFast food in Manhattan

 

Vamos a comentar unos detalles que nos pueden ayudar para hacer una salida de foto callejera.

Primero, la elección del equipo en general y del objetivo en particular. Lo ideal es ir con un equipo mínimo, pequeño y discreto que no llame la atención, no ya de los "amigos de lo ajeno" sino de las propias personas que vamos a fotografiar por la calle. Si vamos con el super tele zoom y una mochila amarillo fluorescente, se nos verá a unas cuantas manzanas de distancia. Para esto, las cámaras mirroless o sin espejo son bastante más compactas que las réflex tradicionales, pero esto es una cuestión muy personal.

Respecto a la focal a utilizar, los más puristas se decantan por un angular moderado, idealmente un 35mm. Pero en este punto os diría que salgáis con lo que os apetezca. Dependiendo del día, salgo con el 105 (o incluso el 200 cuando lo tenía) o el 50, o bien tiro por angulares. Una foto de street no depende de la focal que llevemos. Con el tele podremos centrarnos más en los detalles, mientras que con los angulares podremos poner la foto en contexto más fácilmente. Cuando os decidáis por uno, haced el esfuerzo de solo llevar ese objetivo e intentad buscar los encuadres y las fotos con esa focal. 

Biker Central Station NY

 

Vale, ya tengo el equipo decidido. Y ahora ¿cómo me pongo a ello? Pues lo primero es llegar a la calle, comprobar las condiciones de iluminación que tenemos y preparar los parámetros de acuerdo a ella. Dependiendo de la hora del día, puedo poner la ISO entre 200 y 800 cuando baja la luz. Si voy con el tele, me gusta que haya desenfoques en la foto, por lo que pongo una f2,8-f3,2 y compruebo la velocidad que me marca el fotómetro. Si voy con el angular, como la profundidad de campo va a ser mucho mayor, puedo aprovechar para poner f4-f5,6 o incluso más si hay mucha luz. Así tengo menos problemas para enfocar debido a la alta profundidad de campo. Y una vez comprobados los parámetros, me pongo a caminar, pero observando lo que ocurre a nuestro alrededor, mirando a la gente, sus reacciones, sus actos, las miradas. A medida que vas caminando y observando atentamente puedes llegar a anticiparte a sus acciones, con lo que puedes "preparar" un poco la foto. 

Debemos comprobar periódicamente los parámetros de la cámara. Al cambiar de calle puede ser que las condiciones de iluminación varíen sensiblemente. Podemos aprovechar ese momento de comprobación para cambiar de dirección o mirar para atras. Muchas veces la acción interesante ocurre a nuestra espalda. Si vemos que andando no encontramos nada que nos llame la atención, podemos pararnos en un lateral y esperar un momento a que pase la gente, a observar quietos como un cazador en el puesto. En este sentido, no hay que esconderse, pero tampoco hace falta llamar la atención, como hemos comentado anteriormente. 

Charging Bull with people

 

No debemos llevar la cámara guardada, ni con la tapa puesta. Nunca sabemos dónde y cuando nos vamos a encontrar con "la foto", y cuando llega ese momento, no tenemos más que un instante para acercarnos la cámara al ojo, encuadrar como buenamente podamos, enfocar y disparar. No da tiempo a medir la luz, por eso lo llevamos preparado. Y lo de enfocar, muchas veces ni eso, por ello es la recomendación de usar angulares y poder tenerlos preparados para la hiperfocal. Así solo tendríamos que preocuparnos de encuadrar y disparar.

No nos da tiempo a pensar si la la foto será buena o no. Disparamos, punto. Si nos hemos llevado la cámara al ojo es porque hemos visto algo que nuestra intuición nos dice que puede ser interesante. Haced caso a la vuestra, seguro que no os defrauda. No está de más intentar que haya elemento humano en la foto y si ya capto la emoción de los rostros, o las miradas, será fantástico.

Running at Central Park

 

Por último, una eterna pregunta: ¿Solo o acompañado? Pues como mejor os sintáis. Yo prefiero solo, pero a veces ir con gente te permite "disimular" más. Tambien es cierto que si vas charlando con alguien, no prestas toda la atención a lo que ocurre a tu alrededor. Así que, como queráis, pero sobre todo y lo más importante, independientemente de si vais solos o no, disfrutad. Disfrutad de la salida, de la gente, del paseo. Y por supuesto, los deberes de esta semana son 2 fotos callejeras, como os salgan, pero contadnos como las habéis hecho, y si os ha parecido fácil. ¿Hay alguien que se atreva con un beso robado?

Muchas gracias a todos!! Feliz semana!!