Clickeando desde cero - #6 Paisaje

09 de junio, 2017 - ...y aprendiendo - -

"Una buena fotografía se obtiene sabiendo dónde pararse"

Ansel Adams

Meandro del Melero panoramica

Cuando hablamos de paisaje, lo primero que se nos viene a la cabeza es un fantástico bosque verde, con árboles, un río y montañas al fondo, ¿no? Pero ¿podemos considerar esto como paisaje?

Atardecer Parque siete tetas cerro tio pio


Según la defición del diccionario de RAE, un paisaje es la "parte de un territorio que puede ser observada desde un lugar", pero la segunda acepción de la definición habla de un "espacio natural admirable por su aspecto artístico". La polémica está servida. En cualquier caso, en este curso voy a considerar paisaje tanto a los naturales como a los urbanos. Para la foto eminentemente urbana o de calle dedicaremos otro tema, ya que las características de la foto son un poco distintas.

Para este tipo de fotos buscamos un gran campo de visión, mucha nitidez, buena saturación de los colores y contraste. Esto nos lo da un buen objetivo con una buena cámara. Pero el resto de la foto lo hacéis vosotros. Vuelvo a repetir que lo fundamental de la foto no es el equipo, sino el que lo maneja y por supuesto, estar en el lugar adecuado en el momento preciso (seguimos con los "momentos" del tema 0)

Pues para empezar ya tenemos una cámara, ¿no? A partir de ahí seguimos añadiendo:

-OBJETIVOS: Si queremos conseguir un campo de visión muy amplio, debemos ir hacia objetivos angulares y gran angulares. Un 28/35mm nos puede dar mucho juego, pero si queremos todavía ir mas lejos, podemos bajar la focal a 20, 18 o incluso a los extremos 14mm. Pero por supuesto no descartamos hacer foto de paisaje con un 50 o incluso con un teleobjetivo. 

- TRIPODE: Muchas veces es fundamental para poder hacer fotos con una velocidad baja y conseguir un efecto seda en el agua o captar el movimientos de las nubes

- FILTROS: Aquí tenéis una variedad inmensa. Yo os recomendaría para empezar un filtro de densidad neutra (ND) para conseguir bajar la velocidad cuando hay mucha luz y con un polarizador, que nos permite obtener colores más intensos en el cielo y eliminar los reflejos en el agua. Luego ya podréis ampliar con filtros degradados, de colores, etc.

- DISPARADOR: Así podemos disparar la cámara sin tocarla y reducimos la posibilidad de transmitir vibraciones mientras la cámara está haciendo la foto. Si no lo tenéis, podéis poner en la cámara la opción para levantar el espejo y retrasar el momento del disparo o simplemente usar el temporizador.

 

Con esto tenemos un equipo básico con el que podemos sacar mucho provecho. Como todo en la vida, hay muchas calidades, pero incluso con el 18-55 del kit se pueden hacer muy buenas fotos de paisaje. Recordad que buscamos gran profundidad de campo y para ello necesitamos cerrar el diafragma (podemos movernos en torno a f8 para empezar ya que al cerrar el diafragma la nitidez va mejorando para luego volver a empeorar a partir de f13 - f16 debido a la difracción). Como cerramos mucho, entra menos luz, de ahí la conveniencia (necesidad diría yo) de contar con el trípode. Y a estas aperturas, casi todos los objetivos rinden muy bien. Las dos siguientes fotos están hechas con objetivos básicos, la primera con el 50mm 1.8 y la segunda con el 18-105mm que viene de kit en algunas cámaras.


Uno de los errores que cometemos al principio en este tipo de fotografía es la de enfocar al infinito. Eso nos va a ocasionar que los planos más cercanos salgan desenfocados. Para solucionarlo tenemos que aprender a manejar la distancia hiperfocal. No os asustéis con el nombre. La distancia hiperfocal es la distancia a la que tengo que enfocar para tener la mayor profundidad de campo posible, llegando hasta el infinito. Vamos, la distancia más corta a la que tengo que apuntar para tener "todo" enfocado y nítido. No voy a entrar a contaros la fórmula que la determina, pero debéis saber que depende de la focal que usemos, del tipo de cámara y de la distanca a la que estemos enfocando. Hay aplicaciones para los móviles que nos lo calculan, la más conocida es DOF Master, os invito a probarla.

¿Cómo trabajo con la hiperfocal? Es más fácil hacerlo que explicarlo. Una vez que estoy ya preparado para hacer la foto (recordad, LEED), despues de medir la luz, poner los parámetros y encuadrar, ya solo quedaba enfocar y disparar. Para enfocar en este caso, y suponiendo que tengo la cámara en el trípode, me paro un momento, entro en la aplicación del móvil y con los datos que meto me sale la hiperfocal. Enfoco a esa distancia o un poco más y conseguiré tener en foco todo lo que esté en la foto desde la mitad de la distancia real de enfoque y el infito.

Veamos un ejemplo, la siguiente foto está tomada con una cámara Nikon D90 y el pisapapeles puesto a 18mm. Como quiero gran profundidad de campo pongo f8 y nos sale una distancia hiperfocal de 2,04 metros. Saco la cinta métrica y busco la distancia... bueno, tampoco hay que ser tan perfeccionista, con dar 3 pasos grandes estoy por encima de los 2 metros, pongamos que a 3 metros. Ahora enfoco a cualquier elemento que esté a esa distancia, creo recordar que fue a la línea de la carretera. Si no hay algo a que enfocar, pongo lo que sea, la mochila, un bote de Coca Cola o a nuestro acompañante para que ejerza de "sujeto enfocable". Haciendo esto tendré enfocado todo lo que esté más alejado de 1,50 metros de la cámara. Fácil, ¿no? Pues el resultado es este:

 

Más detalles a tener en cuenta.

No olvidemos encuadrar de forma atractiva, recordad el tema de composición. Aunque en paisajes a veces es difícil encontrar el centro de interés, intentad que siempre haya algo que llame la atención y jugad con la profundidad poniendolo en primer plano. Procurad que los horizontes no estén inclinados. La regla de los tercios podéis utilizarla de muchas formas en este tipo de fotografía, o romperla radicalmente. 

Debéis ser cuidadosos con los cielos. Normalmente tienen mucha más luz que el resto del encuadre, así que hay que pensar bien la medición de la luz para no quemar las zonas más luminosas pero tampoco perder detalle en las más oscuras. Aquí es donde un filtro degradado nos facilita la labor, aunque las cámaras actuales, con sus impresionantes rangos dinámicos, ayudan mucho para sacar detalles de donde parece que no hay.

 

Aunque parezca lo contrario, detrás de las grandes fotografías de paisaje hay una importante labor de planificación. Normalmente, un paisajista ha buscado las posibles localizaciones con tiempo, e incluso las ha visitado previamente para ver los accesos y los posibles encuadres. Seguro que comprueba la previsión del tiempo (¿queremos nubes moviendose o un cielo despejado y con un azul intenso?). Si queremos captar el amanecer o el atardecer, debemos asegurarnos de las horas de salida y puesta del sol, así como la posición relativa de este desde donde tengamos pensado hacer la foto. Para esto nos ayuda mucho esta página web (The Photographer's Ephemeris) que nos permite realizar una completa planificación de la sesión. Además, las paisajes están donde están y como tenemos que ir hasta allí, debemos contar con la posibilidad de que tengamos una caminata hasta el lugar preciso. Necesitaríamos entonces una mochila, calzado cómodo, agua, comida... Como veis, no es llegar y disparar, aunque a veces pueda ocurrir así.

Palacio de Cristal en color al atardecer

 

Por último, aunque hagáis fotos, no perdáis la oportunidad de disfrutar en directo de la maravilla que estáis fotografiando. Así tendréis un fantástico recuerdo bien documentado con la foto que os lleváis en la cámara y que nos vais a traer de deberes. Como no, 2 fotos de paisaje, intentando poner en práctica lo que hemos hablado hoy aquí.

Feliz semana!! Besos y abrazos!!