Clickeando desde cero - #1 La luz

23 de abril, 2017 - ...y aprendiendo - -

“Estoy siempre persiguiendo la luz. La luz convierte en mágico lo ordinario”

Trent Park

Alcantarilla en la hora dorada

La luz … el quebradero de cabeza de los fotógrafos. Si no hay luz… no hay fotografía. 

Desde que abrimos los ojos por la mañana hasta que los cerramos por la noche, la luz nos acompaña. La luz permite que veamos todo lo que nos rodea, que apreciemos los colores, las texturas, los detalles. Nuestros ojos son las "cámaras" que la naturaleza nos ha dado. Y esas sabemos manejarlas perfectamente. La luz llega a la retina, donde se forma la imagen que nuestro cerebro procesa, atravesando la pupila y el cristalino. Y así nuestro cerebro capta las imágenes continuas que captan nuestros ojos-cámaras. Al final, una foto no es más que la luz captada por un material sensible a esta luz, llámese retina, película o sensor electrónico. 

Ahora solo nos queda trasladar este proceso natural que hacemos sin pensar al proceso de "hacer una foto". Y el primer paso que hacemos siempre es "ver" lo que queremos fotografiar. Simplemente. A partir de este momento, nos convertimos en analistas y empezamos a evaluar todos los parámetros que determinarán nuestra foto. 

Como vamos a empezar de cero, el análisis que vamos a hacer de la luz es muy básico y no vamos a entrar en iluminación con flashes, pero no por ello vamos a dejar de hablar de los parámetros de la luz:


· Intensidad: es la cantidad global de luz de la que disponemos, con cuanta luz contamos para exponer la foto. Si tenemos poca intensidad, necesitaremos aumentarla de la forma que esté a nuestra disposición, bien sea con un flash o una linterna, o bien aumentando la sensibilidad de nuestra cámara aunque esto nos de una foto de menor calidad técnica. En este punto, yo soy de los que opina que es mejor una foto con ruido, que no hacer la foto.

· Colorsegún la temperatura de la luz podemos variar los tonos globales en nuestra imagen, hacia tonos anaranjados o bien hacia los azulados. Este parámetro podemos modificarlo facilmente en post producción. Como referencia, la luz directa del sol tiene 5.500ºK. Si elegimos tonos naranjas y rojos (cálidos), tendremos fotos con una sensación de cercanía, emoción, energía y alegría, mientras que si nos decantamos por los tonos azulados (fríos) la sensación de la foto será más lejana, melancólica, pero también de frescura o relax.

· Dirección: la posición relativa de la fuente de luz nos determina la dirección de las sombras y la percepción del volumen. Luces frontales generan fotos planas y sin volumen mientras que luces laterales proporcionan sombras y volúmenes más o menos pronunciados.

· Calidad: Nos indica la relación entre el tamaño de la fuente de luz y el tamaño del objeto a fotografiar. Para lo que nos interesa en este curso, diferenciaremos entre luz dura, con una transición brusca entre luces y sombras pero con un gran contraste y nivel de detalle, y luz suave que nos da un transición graduada que reduce los detalles pero genera fotos más agradables. En función del tipo de foto que queramos hacer, nos interesará más una luz dura o suave. 

 

Casi siempre podremos modificar en cierta manera estas características de la luz, aunque sea la luz natural. Podemos disparar a la luz directa del sol o buscar una sombra. Podemos orientar a nuestro modelo o poner algún elemento que nos suavice la luz, como puede ser un visillo en una ventana. Todo depende de la luz que queremos conseguir para el tipo de foto que andamos buscando.

Normalmente buscamos luces suaves para nuestras fotos, que nos den facciones suaves, con sombras poco marcadas y un bajo contraste. Así se nos marcan menos las arrugas y la piel parece más joven. Pero una luz dura puede dar mucho juego para un retrato dramático o una foto que quiera dar una sensación de dureza.

La primera foto se hizo en un parque, aprovechando la luz del día pero buscando una sombra que proporcionase una luz suave, mientras que la foto de las escaleras está tomada con el sol iluminando directamente, lo que genera mucho contraste y dureza en las facciones. Incluso, si queremos potenciar en exceso este efecto y le añadimos un procesado agresivo conseguimos un retrato duro:

Retrato luz dura

En la foto de calle, paisajes, naturaleza, etc, debemos adaptarnos a las condiciones existentes, que variarán desde la luz más dura al mediodía, hasta la luz suave del atardecer o el amanecer, la más buscada por los fotógrafos. Esto es debido al juego de reflexiones de luz que se producen en la atmósfera al ocultarse el sol. A medida que el sol va bajando hacia el horizonte ocurren dos cosas:

- Los tonos pasan de la luz blanca a un predominio de los colores cálidos (rojos-naranjas-rosas) desde unos 30-40 minutos antes de ocultarse el sol, hasta unos 10 minutos despues. Este periodo es la llamada Hora Dorada.

Hora dorada en el templo de debod

 

- Después de ponerse el sol, los tonos cálidos rápidamente se transforman en todos fríos (azules), manteniendose así por unos 15 minutos, hasta que ya se hace de noche y no hay luz procedente del sol. Este corto periodo es la Hora Azul, muy utilizada en fotografía urbana y paisajes.

Hora azul en el Templo de Debod 

Para la primera semana creo que tenemos suficiente información y solo queda poner los deberes de esta semana. También van a ser fáciles. Tenéis que buscar dos fotos, una con luz dura y otra con luz suave. Si podéis conseguir que el el modelo sea el mismo, genial. Así podéis comprobar vosotros mismos las diferencias. Tampoco nos vamos a preocupar esta semana de la composición, ni de la medición de la luz, pero quiero que observéis con qué luz trabajáis mejor, con cual es más fácil hacer una foto y cual os gusta más. Cuando las publiquéis en el grupo, nos contáis que os ha causado más problemas.

Que tengáis buena semana. Besos y abrazos!!