Clickeando desde cero - #10 Final

04 agosto, 2017 - ...y aprendiendo - -

“La memoria no guarda películas, guarda fotografías”

Milan Kundera

Pues eso, nuestra memoria guarda imágenes. Cuando recordamos, lo que nos viene son fotografías. Y nada mejor que hacer fotos para desarrollar nuestra mente. 

Este es el último post del curso que se inició como una "encerrona" entre amigos y acabó con este conjunto de ideas lanzadas al universo web para el uso y aprovechamiento de cualquiera que aterrice en mi página. Lo único que espero es que os haya servido aunque haya sido minimamente. Y en este último post, no quería dejar de recordar algunas cosas que a veces se nos olvidan.

Primero, la fotografía es para disfrutar de ella, tanto cuando la hacemos como cuando la editamos. Si llega un momento en que coger la cámara se convierte en una "obligación" es mejor parar y descansar, dejar que la mente se libere y vuelva a "pedir" hacer fotos. Y relacionado con esto, nuestras fotos son un reflejo de nuestro estado de ánimo. Utilizad la fotografía como válvula de escape, de introspección o de lo que os ayude para pasar los bueno y malos momentos.

Segundo, cada uno tiene su propio estilo, busca el tuyo. No intentéis copiar a los fotógrafos que veis por Instagram o por la web. Siempre es recomendable ver el trabajo de los demás artistas, pero no imitéis. Que os sirva de inspiración, de aprendizaje de una técnica concreta o para encontrar nuevas localizaciones, pero nunca perdáis vuestra esencia, vuestro sello personal que identifica todas y cada una de las fotos que hacéis.

Tercero, salid de vuestra zona de confort. Una vez que empezamos con "esto de las fotos" avanzamos mucho en poco tiempo. Conseguimos hacer nuestros primeros desenfoques, conseguimos nuestros primer bokeh con el famoso 50 1.8, los barridos, las puestas de sol... y llega un momento en que nos estancamos en el mismo tipo de foto. Probad cosas nuevas, si estáis acostumbrados al tele, poned el angular, si hacéis paisaje, empezad a retratar a la gente, salid a la calle por el simple hecho de pasear con una cámara y que sean las fotos las que os llamen. Intentad técnicas nuevas, buscar en internet cómo hacer esa foto tan increible que habéis visto. No os apoltronéis en lo que ya sabéis. Y siempre tenéis algún amigo al que preguntar.

Cuarto, el equipo no hace al fotógrafo, o como escuché a un buen amigo, "lo importante no es la cámara, sino el camarero". No os obsesionéis con el mejor objetivo, la camara con más resolución o toda la arillería de complementos varios que llenan nuestras mochilas. Y esto me lo repito a mi mismo cada vez que entro a una tienda, jejeje. 

Quinto, la fotografía es sentimiento. Una fotografía tiene que emocionarnos al verla, tiene que contarnos una historia, hacernos pensar. Cuando vayáis a disparar, no os quedéis en poner los parámetros técnicos exactos, buscad el momento, el instante preciso que haga que una foto hable y poned todo vuestro corazón, toda vuestra emoción en esa imagen. Es el momento adecuado en el lugar preciso. 

Y por último, no os rindáis. Si no os salen las fotos como queréis, si el retrato que buscáis no aparece, tened paciencia. La fotografía no depende solo del fotógrafo, y muchos elementos escapan a nuestro control. Pero si insistís, seguro que lo conseguís. Nunca dejéis de practicar.

Esta semana no hay deberes. Simplemente haced lo que os parezca, lo que os haga disfrutar y consiga sacaros vuestra maravillosa sonrisa. Y si os apetece nos lo enseñáis. Aquí estaré para comentar y ayudar en todo lo que pueda.

Por mi parte solo queda dar las gracias a todos y cada uno de los que me habéis acompañado en estas semanas, los que me habéis ayudado con vuestros comentarios y críticas, con vuestras fotos compartidas y con los ánimos que me habéis mandado para poder acabar este "mini curso". Ha sido un trabajo intenso pero al final muy satisfactorio. Mil gracias.

Deja un comentario

Clickeando desde cero - #9 Edición en Lightroom

21 julio, 2017 - ...y aprendiendo - -

"Cuando fotografías a una persona en color, fotografías su ropa, cuando lo haces en blanco y negro, fotografías su alma” 

Ted Grant

Pese a que vemos el mundo que nos rodea en color, la fotografía en BN tiene un atractivo especial. Los que me conocéis un poco sabéis de mi predilección por las fotos en BN. Este post no va a ser un alegato en favor de la edición en BN sino un pequeño esquema del proceso de edición que hago, tanto en color como en BN, por si os sirve de ayuda. He de decir que casi siempre hago el mismo flujo de trabajo, y que los valores que pongo son muy parecidos. Por eso, mis fotos suelen tener un estilo uniforme, aunque siempre hay excepciones. 

Fundamentalmente trabajo con Lightroom y excepcionalmente hago algún pequeño retoque puntual con Photoshop. Por supuesto, PS es mucho más potente a la hora de dejar volar nuestra imaginación, no tiene límite, pero LR tiene una característica que para mi es fundamental, y no es otra que la de actuar como un gestor de archivos. Cuando tu catálogo de fotografías consta ya de unos cuantos miles, buscar una foto concreta comienza a ser una tarea complicada algo que un buen gestor de archivos y catalogador nos puede hacer mucho más fácil.

Mi flujo de trabajo habitual consta de 3 fases diferenciadas:


1.- LABORES PREVIAS:

Esta es la fase en la que preparo las fotos para la edición pura y dura. Antes de pasar a tocar colores y exposiciones debemos hacer algunas tareas previas desde el módulo BIBLIOTECA. Las que yo hago son:

- IMPORTACIÓN: Es el proceso por el que pasamos nuestras fotos de la tarjeta de memoria de la cámara al ordenador y las incorporamos al catálogo de LR. Yo suelo hacerlo de forma que el programa copia las fotos que tengo en la tarjeta a una carpeta del ordenador ordenada por fecha, aunque podéis establecer la carpeta de destino en cada importación.

- PREVISUALIZACIÓN: Una vez con las fotos en el catálogo, hago una primera visualización del global de las fotos sin entretenerme demaasiado en cada una, y descartando las que estén trepidadas, fuera de foto o con muecas raras por ejemplo. Voy pasándolas a pantalla completa y pulsando X en la foto que quiero descartar. Esas fotos las borro, directamente.

- SELECCIÓN: Despues de hacer el descarte empieza el trabajo mas detallado. Lo primero es hacer la selección de las fotos que vamos a editar después. Cuando hacemos sesiones, las tarjetas de memoria vienen llenas, y muchas veces hay conjuntos de fotos que son muy parecidas, con poses similares. En esta fase es cuando voy eligiendo las fotos que más me gustan. Lo hago pasando las fotos en grande y "puntuando" (con una estrella) a las fotos que me gustan. Cuando he acabado, hago un filtro de búsqueda para que solo me muestre las fotos que tienen una puntuación superior a una estrella y vuelvo a repetir el proceso puntuando con dos estrellas ... y así hasta que me quedo con la cantidad de fotos que necesito.

Y ahora ya puedo ponerme a jugar.


2.- EDICIÓN:

Aquí entramos de lleno con la edición fotográfica, donde podemos dar nuestro toque a las fotos y sacamos todo el potencial que tienen los archivos RAW de nuestras cámaras. Pasamos al módulo REVELAR y empezamos. LR es un programa bastante sencillo y muy intuitivo. El proceso de edición se hace siguiendo el orden de las herramientas tal y como están colocadas en la barra lateral de la derecha. Pongamos una captura de pantalla para que lo veais:

- EDICIÓN BÁSICA: Con los elementos de este panel hacemos la gran mayoria del revelado de la foto. Modificamos la exposición, el balance de blancos y el tono de color, la saturación, contraste y claridad. Con esto ya vemos el estilo que va teniendo la foto y en muchos casos podríamos acabar con un pequeño toque de enfoque en el panel DETALLE.

- EDICIÓN ESPECIFICA: Si queremos dar un paso más en el revelado, entramos en los demás paneles y modificamos los valores hasta que encontremos el que queremos para cada foto en cuestión.

* CURVAS: Modificamos las curvas en las zonas del histograma que nos interesa. Yo suelo utilizar una curva de contraste medio y una personalizada por mi que intenta recrear el proceso cruzado de revelado de las viejas películas de 35mm. Las tengo guardadas y compruebo cual es el resultado con cada una.

* COLOR/BN: En este panel puedes variar la saturación, el tono y la luminancia de cada uno de los colores. No lo suelo usar mucho cuando estoy en color, pero para los tonos de grises en las fotos de BN es fundamental para mi. Tened cuidado con esto porque deben ser toques muy suaves. 

* DIVIDIR TONOS: tocando estos parámetros puedes jugar y diferenciar los tonos de colos de las luces y las sombras. Mi toque particular es dar dar tonos cálidos a las luces y tonos fríos a las sombras, y luego jugar con el equilibrio entre ellos.

* EFECTOS: Lo suelo utilizar para añadir una suave viñeta que oscurezca las esquinas.

Después de jugar con todo esto, nuestra foto de partida puede verse así:

Con esto se acaba el revelado en el 99% de los casos, asi que que podemos seguir con la tercera parte del flujo de trabajo.

 

3.- EXPORTACIÓN/ARCHIVO:

Esta última fase no podemos descuidarla. Es fundamental para tener un orden eficaz y util a la hora de archivar y mantener nuestra colección de fotografías.

- ETIQUETADO: Poned etiquetas a las fotos, palabras clave que os puedan ayudar a encontrar una foto concreta cuando queráis. Bien puede ser el nombre del modelo, el lugar, si es un atardecer, una nocturna, un bonito bokeh o los sentimientos que os trae esa fotografía. Cualquier palabra que identifique esa foto.

- CLASIFICACIÓN: La valoración que dais a cada una de las fotos, de 1 a 5 estrellas. Así podéis buscar vuestras mejores fotos fácilmente. 

- EXPORTACIÓN: Se trata de obtener una copia en JPG, lo más habitual, y en el tamaño que necesitemos. Para publicar en Facebook o en Instagram no es necesario tener fotos de 20 Mb, con una resolución de 1500x1000px tenemos más que de sobra. Si queremos imprimir en papel, necesitaríamos más resolución.

- ARCHIVO: Como yo lo hago es de la siguiente manera. Una vez que he acabado con todo el proceso de revelado, y entregadas las copias en JPG, muevo la carpeta del día de estas fotos a una carpeta de almacenamiento en un disco externo donde tengo el archivo. Este disco es una unidad en red que está siempre conectada. Si muevo la carpeta desde LR, las fotos me siguen apareciendo en el catálogo, como cuando estaba editando. Así libero el disco del ordenador pero mantengo todas las fotos en el catálogo.


Cada fotógrafo tiene su forma de editar y revelar una foto. Simplemente quería contaros muy por encima como es mi forma de trabajar. Evidentemente cada foto tiene un tratamiento distinto, pero en general hago siempre los mismos pasos. 

Como he comentado antes, Photoshop en inacabable, con una potencia más que sobrada para hacer lo que se nos ocurra, pero Lightroom es mucho más sencillo de manejar y a mi particularmente me sirve para la inmensa mayoría de los trabajos que hago. Os dejo unos ejemplos de lo que se puede hacer con LR, pero nunca olvidéis que cuanto mejor sea la foto de partida, mucho mejor será la edición. 

Los deberes, que se me olvidaban. Si os encontráis con fuerzas, enseñadnos 2 fotos con el antes y el después de la edición. Buena semana!!

Deja un comentario

Clickeando desde cero - #8 Nocturna

07 julio, 2017 - ...y aprendiendo - -

“La fotografía es el único lenguaje que puede ser entendido y comprendido en todo el mundo”

Bruno Barbey

Via Lactea y estrella fugaz

Al igual que la fotografía, también el cielo y las estrellas pueden ser observadas en todo el mundo. Y como todo el mundo las mira, pues los fotógrafos no íbamos a ser menos.

Hacer fotografía nocturna no es muy diferente a hacer fotografía diurna, salvo que no tenemos luz. Vaya, un pequeño detalle sin importancia, ¿no? Bueno, tampoco hay tanto problema. Vamos a ver cómo podemos resolver una situación de fotografía nocturna. Como ya controlamos los parámetros de la cámara, sabemos que tenemos dos soluciones principales, subir la ISO o subir el tiempo de exposición. Cada una de estas opciones será la apropiada para cada situación.

Imaginemos que estamos de viaje en una ciudad, y salimos a pasear por la tarde pero se nos hace de noche. Queremos captar la vida nocturna, con los letreros luminosos, las luces de la ciudad, la gente, el bullicio... Nos damos cuenta que no podemos bajar la velocidad demasiado porque las personas saldrían movidas, y la opción de poner un trípode en mitad de Times Square no parece muy viable, ¿no? La solución que nos queda es subir la ISO hasta los límites que nos permita nuestra cámara mientras mantenemos una velocidad 1/50- 1/100 para intentar congelar el movimiento.

Times Square at night

Ahora imaginemos otra situación. Estamos a las afueras de la ciudad, en una urbanización, o en el campo y vemos un fantástico cielo estrellado. Como buenos fotógrafos, se nos ocurre que sería una foto maravillosa. En este caso, podríamos plantearnos como opción principal la de colocar un trípode, preparar el equipo con calma y hacer una foto nocturna de larga exposición que nos capte las estrellas y la vía láctea. Aquí, aumentamos el tiempo de exposición lo que sea necesario mientras mantenemos la ISO al mínimo. 

Estrellas sobre el molino

¿Qué equipo necesito para hacer foto nocturna?

Si utilizamos la opción de subir ISO, pues solo la cámara, pero si queremos hacer larga exposición nocturna, el equipo que necesitamos no deja de ser casi lo mismo que para hacer paisaje. 

    • - Una cámara que tenga modo B o Bulb para el disparo.
    • - Un trípode, fundamental para largas exposiciones.
    • - Un disparador, aunque los hay inalámbricos, con los de cable no te quedas sin pilas a mitad de una sesión.
    • - Una linterna, tremendamente útil si estamos en lugares "alejados de la civilización"
 

¿Como exponer correctamente si no hay luz?

El término "no hay luz" realmente es muy subjetivo. Para nosotros, consideraremos que no tenemos luz cuando el fotómetro nos "sugiere" subir la ISO cerca del límite máximo o bien que la velocidad que nos indica la cámara es muy baja. 

Si no tenemos el trípode a mano, o utilizarlo no es una opción, no nos queda otra que subir la ISO. En este caso, mi recomendación es que midáis la luz con una medición puntual dirigida al motivo que queráis fotografiar. Las escenas nocturnas suelen ser muy contrastadas, con importantes diferencias entre las luces y las sombras. Por eso, va a haber zonas de nuestra imagen que quedarán negras sin que ello nos preocupe, ¿verdad? Lo importante en este caso es exponer correctamente en el motivo/modelo que estamos fotografiando.

Por ejemplo, una actuación en un escenario con focos direccionales al actor, mientras el resto del escenario está en penumbra. Si exponemos al motivo principal, y este sale bien expuesto, no nos preocupa que el resto del escenario salga negro. De hecho, compositivamente nos puede ayudar a centrar la atención todavía más si cabe. O incluso, una foto de noche a la luz de una hoguera, que actúa como único foco de iluminación y buscamos un contraluz nocturno que nos marque las formas.

Juanjo Reiz en escena

En los casos anteriores, no hay mucha diferencia a la hora de exponer con respecto a una fotografía con más luz, salvo en el nivel de ISO que estoy utilizando. Las mayores diferencias, y donde nos encontramos las mayores dificultades, es en la fotografía nocturna de larga exposición. Veamos como actuar en este tipo de fotografía.

Normalmente, llegamos al lugar desde donde queremos hacer las fotos, colocamos el trípode y la cámara encima. Luego intentamos encuadrar con lo poco que vemos (ahora es cuando la linterna nos puede servir de ayuda) y una vez encuadrado, intentamos enfocar. Tras varios intentos infructuosos, nos damos cuenta de que el enfoque automático no funciona bien con poca, luz, así que no nos queda otra que volver a utilizar la hiperfocal. Ya sabemos como se usa, así que utilizaremos la linterna para iluminar un objeto que esté a la distancia correspondiente, enfocamos y ponemos el modo de enfoque en manual. Así no necesitaremos tocar el enfoque en toda la sesión. Para calcular la hiperfocal necesitamos elegir una apertura, que procuraremos dejarla fija toda la sesión. Tenemos que llegar a un equilibrio entre la necesidad de abrir al máximo el diafragma para que entre toda la luz posible y cerrar para conseguir mayor nitidez. Personalmente, elegiría diafragmas abiertos.

Ya tenemos la cámara encuadrada y enfocada con la hiperfocal, solo queda exponer. Si no tenemos luz suficiente, el fotómetro no nos va a servir de mucho, por lo que tendremos que actuar a prueba y error. Pondremos la mayor ISO posible, 3200 o incluso 6400, y unos 30 seg de exposición. Con estos parámetros, tiramos una foto de preuba para ver la exposición resultante. Si la foto sale sobreexpuesta, bajo el tiempo y vuelvo a probar hasta que tengamos una exposición correcta. Seguramente la foto tenga mucho ruido, pero eso lo arreglamos ahora. 

Supongamos que con ISO 3200 y 20 seg consigo una exposición bastante buena con lo que puedo ver en la pantalla de la cámara. Ahora lo que quiero es bajar la iso, manteniendo la exposición. Utilizando la Ley de Reciprocidad, bajo tantos pasos de ISO como pasos de tiempo aumento:

  • ISO: 3200 - 1600 - 800 - 400 - 200 -100
  • Velocidad: 20 - 40 - 80 - 160 - 320 - 640

Tenemos la misma exposición a ISO3200 y 20seg que con ISO100 y 640 seg. Claro, ¿no? Solo queda poner el disparador en bulb y medir los 10 minutos y 40 segundos. Y cuando veamos la foto saldrá algo parecido a esto:


Las estrellas se mueven. Bueno, realmente se mueve la Tierra. Si queremos que las estrellas salgan como puntos luminosos en vez de trazas en el cielo, tenemos que usar la regla de los 500. El tiempo máximo de exposición que podemos poner para que no se aprecien las trazas del movimiento en las estrellas es el numero que sale de dividir 500 entre la focal efectiva que estamos utilizando. Si usamos el pisapapeles puesto a 18 en una cámara DX, la focal efectiva será 27mm en Nikon y 29mm en Canon. Si dividimos 500 entre estos valores, tenemos tiempos máximos de exposición de 17 seg. Ya tenemos fijado el tiempo y la apertura, así que tendremos que subir la ISO para llegar a la exposición correcta. No hay otra solución.

Las cámaras FF nos ayudan mucho en este tipo de foto. Un gran angular que llegue a 18 o 16 mm nos permite tener abierto el obturador hasta casi los 30 seg, lo que supone el doble de tiempo que con una cámara DX. Y el doble de tiempo significa el doble de luz.

Manhattan at night from Rockefeller Tower

Algunas recomendaciones
 
- Dispara en RAW. Los ficheros son más pesados pero tienen mucha información para poder editar a posteriori.
- Desactivar el VR "reducción de la vibración" de los objetivos que lo lleven. Pueden generar vibraciones al estar en el trípode.
- Activa el modo "Levantar espejo" que retrasa el disparo para evitar vibraciones.
- Sigue prestando atención a la composición.
- En la edición, juega con la temperatura de color para obtener cielos más vistosos.
- Lleva baterías de repuesto, tanto para la cámara como para la linterna.
- Planifica la sesión, comprueba si vas a tener luna llena por ejemplo (no es buena para fotografiar las estrellas).
- Reconoce el terreno previamente, de día si es posible, para que sepas dónde te vas a meter.
- Procura no ir solo y llevar el móvil completamente cargado. Tampoco está de más informar a alguien de dónde vas a ir.
- En el campo, aunque sea verano, la temperatura puede bajar, así que no olvides un poco de ropa de abrigo.
 
 
Ya tenemos claro como hacer fotografía nocturna. Solo queda practicar. Ya sabéis, dos fotos nocturnas para esta semana, incluso urbanas. Que disfrutéis de las vacaciones. 

 

Deja un comentario

Clickeando desde cero - #7 Urbana

23 junio, 2017 - ...y aprendiendo - -

“La fotografía, para mi, un impulso espontáneo procedente de un ojo siempre atento, que capta el instante y su eternidad”

Henry Cartier-Bresson

Calle de Manhattan


La fotografía urbana, de calle, o más conocida como "street photography" se puede considerar como una disciplina dentro de la fotografía en general. Gracias al auge de las tecnologías móviles y de la gran importancia que ha tomado la imagen a partir del último tercio del siglo XX hay una inmensa cantidad de información gráfica de las calles y de la vida que en ella se da. Pero la fotografía callejera lleva existiendo desde que se inventó la fotografía.

La frase que encabeza este tema es del considerado "padre del fotorreportaje", Henry Cartier-Bresson, cuya forma de trabajar se centraba en disparar en el momento decisivo, prácticamente sin intervenir en la escena. Esa forma de fotografiar es la más adecuada en la foto de calle, en la que se busca el momento que refleje la vida, la situación, las personas o lo que esté ocurriendo en ese instante sin que haya intervención por parte del fotógrafo. 


Si te gusta la foto callejera solo necesitas dos cosas para hacerla, la cámara y muchas ganas de pasear por la calle. Nada más. La foto street es una foto espontánea, sin preparación, sin aviso. Vas por la calle y tu ojo ve algo que los demás no captan, rápidamente encuadras como puedes y disparas. No hay tiempo para más. Así de simple y complejo a la vez. 

Comida en Central ParkFast food in Manhattan

 

Vamos a comentar unos detalles que nos pueden ayudar para hacer una salida de foto callejera.

Primero, la elección del equipo en general y del objetivo en particular. Lo ideal es ir con un equipo mínimo, pequeño y discreto que no llame la atención, no ya de los "amigos de lo ajeno" sino de las propias personas que vamos a fotografiar por la calle. Si vamos con el super tele zoom y una mochila amarillo fluorescente, se nos verá a unas cuantas manzanas de distancia. Para esto, las cámaras mirroless o sin espejo son bastante más compactas que las réflex tradicionales, pero esto es una cuestión muy personal.

Respecto a la focal a utilizar, los más puristas se decantan por un angular moderado, idealmente un 35mm. Pero en este punto os diría que salgáis con lo que os apetezca. Dependiendo del día, salgo con el 105 (o incluso el 200 cuando lo tenía) o el 50, o bien tiro por angulares. Una foto de street no depende de la focal que llevemos. Con el tele podremos centrarnos más en los detalles, mientras que con los angulares podremos poner la foto en contexto más fácilmente. Cuando os decidáis por uno, haced el esfuerzo de solo llevar ese objetivo e intentad buscar los encuadres y las fotos con esa focal. 

Biker Central Station NY

 

Vale, ya tengo el equipo decidido. Y ahora ¿cómo me pongo a ello? Pues lo primero es llegar a la calle, comprobar las condiciones de iluminación que tenemos y preparar los parámetros de acuerdo a ella. Dependiendo de la hora del día, puedo poner la ISO entre 200 y 800 cuando baja la luz. Si voy con el tele, me gusta que haya desenfoques en la foto, por lo que pongo una f2,8-f3,2 y compruebo la velocidad que me marca el fotómetro. Si voy con el angular, como la profundidad de campo va a ser mucho mayor, puedo aprovechar para poner f4-f5,6 o incluso más si hay mucha luz. Así tengo menos problemas para enfocar debido a la alta profundidad de campo. Y una vez comprobados los parámetros, me pongo a caminar, pero observando lo que ocurre a nuestro alrededor, mirando a la gente, sus reacciones, sus actos, las miradas. A medida que vas caminando y observando atentamente puedes llegar a anticiparte a sus acciones, con lo que puedes "preparar" un poco la foto. 

Debemos comprobar periódicamente los parámetros de la cámara. Al cambiar de calle puede ser que las condiciones de iluminación varíen sensiblemente. Podemos aprovechar ese momento de comprobación para cambiar de dirección o mirar para atras. Muchas veces la acción interesante ocurre a nuestra espalda. Si vemos que andando no encontramos nada que nos llame la atención, podemos pararnos en un lateral y esperar un momento a que pase la gente, a observar quietos como un cazador en el puesto. En este sentido, no hay que esconderse, pero tampoco hace falta llamar la atención, como hemos comentado anteriormente. 

Charging Bull with people

 

No debemos llevar la cámara guardada, ni con la tapa puesta. Nunca sabemos dónde y cuando nos vamos a encontrar con "la foto", y cuando llega ese momento, no tenemos más que un instante para acercarnos la cámara al ojo, encuadrar como buenamente podamos, enfocar y disparar. No da tiempo a medir la luz, por eso lo llevamos preparado. Y lo de enfocar, muchas veces ni eso, por ello es la recomendación de usar angulares y poder tenerlos preparados para la hiperfocal. Así solo tendríamos que preocuparnos de encuadrar y disparar.

No nos da tiempo a pensar si la la foto será buena o no. Disparamos, punto. Si nos hemos llevado la cámara al ojo es porque hemos visto algo que nuestra intuición nos dice que puede ser interesante. Haced caso a la vuestra, seguro que no os defrauda. No está de más intentar que haya elemento humano en la foto y si ya capto la emoción de los rostros, o las miradas, será fantástico.

Running at Central Park

 

Por último, una eterna pregunta: ¿Solo o acompañado? Pues como mejor os sintáis. Yo prefiero solo, pero a veces ir con gente te permite "disimular" más. Tambien es cierto que si vas charlando con alguien, no prestas toda la atención a lo que ocurre a tu alrededor. Así que, como queráis, pero sobre todo y lo más importante, independientemente de si vais solos o no, disfrutad. Disfrutad de la salida, de la gente, del paseo. Y por supuesto, los deberes de esta semana son 2 fotos callejeras, como os salgan, pero contadnos como las habéis hecho, y si os ha parecido fácil. ¿Hay alguien que se atreva con un beso robado?

Muchas gracias a todos!! Feliz semana!!

Deja un comentario

Clickeando desde cero - #6 Paisaje

09 junio, 2017 - ...y aprendiendo - -

"Una buena fotografía se obtiene sabiendo dónde pararse"

Ansel Adams

Meandro del Melero panoramica

Cuando hablamos de paisaje, lo primero que se nos viene a la cabeza es un fantástico bosque verde, con árboles, un río y montañas al fondo, ¿no? Pero ¿podemos considerar esto como paisaje?

Atardecer Parque siete tetas cerro tio pio


Según la defición del diccionario de RAE, un paisaje es la "parte de un territorio que puede ser observada desde un lugar", pero la segunda acepción de la definición habla de un "espacio natural admirable por su aspecto artístico". La polémica está servida. En cualquier caso, en este curso voy a considerar paisaje tanto a los naturales como a los urbanos. Para la foto eminentemente urbana o de calle dedicaremos otro tema, ya que las características de la foto son un poco distintas.

Para este tipo de fotos buscamos un gran campo de visión, mucha nitidez, buena saturación de los colores y contraste. Esto nos lo da un buen objetivo con una buena cámara. Pero el resto de la foto lo hacéis vosotros. Vuelvo a repetir que lo fundamental de la foto no es el equipo, sino el que lo maneja y por supuesto, estar en el lugar adecuado en el momento preciso (seguimos con los "momentos" del tema 0)

Pues para empezar ya tenemos una cámara, ¿no? A partir de ahí seguimos añadiendo:

-OBJETIVOS: Si queremos conseguir un campo de visión muy amplio, debemos ir hacia objetivos angulares y gran angulares. Un 28/35mm nos puede dar mucho juego, pero si queremos todavía ir mas lejos, podemos bajar la focal a 20, 18 o incluso a los extremos 14mm. Pero por supuesto no descartamos hacer foto de paisaje con un 50 o incluso con un teleobjetivo. 

- TRIPODE: Muchas veces es fundamental para poder hacer fotos con una velocidad baja y conseguir un efecto seda en el agua o captar el movimientos de las nubes

- FILTROS: Aquí tenéis una variedad inmensa. Yo os recomendaría para empezar un filtro de densidad neutra (ND) para conseguir bajar la velocidad cuando hay mucha luz y con un polarizador, que nos permite obtener colores más intensos en el cielo y eliminar los reflejos en el agua. Luego ya podréis ampliar con filtros degradados, de colores, etc.

- DISPARADOR: Así podemos disparar la cámara sin tocarla y reducimos la posibilidad de transmitir vibraciones mientras la cámara está haciendo la foto. Si no lo tenéis, podéis poner en la cámara la opción para levantar el espejo y retrasar el momento del disparo o simplemente usar el temporizador.

 

Con esto tenemos un equipo básico con el que podemos sacar mucho provecho. Como todo en la vida, hay muchas calidades, pero incluso con el 18-55 del kit se pueden hacer muy buenas fotos de paisaje. Recordad que buscamos gran profundidad de campo y para ello necesitamos cerrar el diafragma (podemos movernos en torno a f8 para empezar ya que al cerrar el diafragma la nitidez va mejorando para luego volver a empeorar a partir de f13 - f16 debido a la difracción). Como cerramos mucho, entra menos luz, de ahí la conveniencia (necesidad diría yo) de contar con el trípode. Y a estas aperturas, casi todos los objetivos rinden muy bien. Las dos siguientes fotos están hechas con objetivos básicos, la primera con el 50mm 1.8 y la segunda con el 18-105mm que viene de kit en algunas cámaras.


Uno de los errores que cometemos al principio en este tipo de fotografía es la de enfocar al infinito. Eso nos va a ocasionar que los planos más cercanos salgan desenfocados. Para solucionarlo tenemos que aprender a manejar la distancia hiperfocal. No os asustéis con el nombre. La distancia hiperfocal es la distancia a la que tengo que enfocar para tener la mayor profundidad de campo posible, llegando hasta el infinito. Vamos, la distancia más corta a la que tengo que apuntar para tener "todo" enfocado y nítido. No voy a entrar a contaros la fórmula que la determina, pero debéis saber que depende de la focal que usemos, del tipo de cámara y de la distanca a la que estemos enfocando. Hay aplicaciones para los móviles que nos lo calculan, la más conocida es DOF Master, os invito a probarla.

¿Cómo trabajo con la hiperfocal? Es más fácil hacerlo que explicarlo. Una vez que estoy ya preparado para hacer la foto (recordad, LEED), despues de medir la luz, poner los parámetros y encuadrar, ya solo quedaba enfocar y disparar. Para enfocar en este caso, y suponiendo que tengo la cámara en el trípode, me paro un momento, entro en la aplicación del móvil y con los datos que meto me sale la hiperfocal. Enfoco a esa distancia o un poco más y conseguiré tener en foco todo lo que esté en la foto desde la mitad de la distancia real de enfoque y el infito.

Veamos un ejemplo, la siguiente foto está tomada con una cámara Nikon D90 y el pisapapeles puesto a 18mm. Como quiero gran profundidad de campo pongo f8 y nos sale una distancia hiperfocal de 2,04 metros. Saco la cinta métrica y busco la distancia... bueno, tampoco hay que ser tan perfeccionista, con dar 3 pasos grandes estoy por encima de los 2 metros, pongamos que a 3 metros. Ahora enfoco a cualquier elemento que esté a esa distancia, creo recordar que fue a la línea de la carretera. Si no hay algo a que enfocar, pongo lo que sea, la mochila, un bote de Coca Cola o a nuestro acompañante para que ejerza de "sujeto enfocable". Haciendo esto tendré enfocado todo lo que esté más alejado de 1,50 metros de la cámara. Fácil, ¿no? Pues el resultado es este:

 

Más detalles a tener en cuenta.

No olvidemos encuadrar de forma atractiva, recordad el tema de composición. Aunque en paisajes a veces es difícil encontrar el centro de interés, intentad que siempre haya algo que llame la atención y jugad con la profundidad poniendolo en primer plano. Procurad que los horizontes no estén inclinados. La regla de los tercios podéis utilizarla de muchas formas en este tipo de fotografía, o romperla radicalmente. 

Debéis ser cuidadosos con los cielos. Normalmente tienen mucha más luz que el resto del encuadre, así que hay que pensar bien la medición de la luz para no quemar las zonas más luminosas pero tampoco perder detalle en las más oscuras. Aquí es donde un filtro degradado nos facilita la labor, aunque las cámaras actuales, con sus impresionantes rangos dinámicos, ayudan mucho para sacar detalles de donde parece que no hay.

 

Aunque parezca lo contrario, detrás de las grandes fotografías de paisaje hay una importante labor de planificación. Normalmente, un paisajista ha buscado las posibles localizaciones con tiempo, e incluso las ha visitado previamente para ver los accesos y los posibles encuadres. Seguro que comprueba la previsión del tiempo (¿queremos nubes moviendose o un cielo despejado y con un azul intenso?). Si queremos captar el amanecer o el atardecer, debemos asegurarnos de las horas de salida y puesta del sol, así como la posición relativa de este desde donde tengamos pensado hacer la foto. Para esto nos ayuda mucho esta página web (The Photographer's Ephemeris) que nos permite realizar una completa planificación de la sesión. Además, las paisajes están donde están y como tenemos que ir hasta allí, debemos contar con la posibilidad de que tengamos una caminata hasta el lugar preciso. Necesitaríamos entonces una mochila, calzado cómodo, agua, comida... Como veis, no es llegar y disparar, aunque a veces pueda ocurrir así.

Palacio de Cristal en color al atardecer

 

Por último, aunque hagáis fotos, no perdáis la oportunidad de disfrutar en directo de la maravilla que estáis fotografiando. Así tendréis un fantástico recuerdo bien documentado con la foto que os lleváis en la cámara y que nos vais a traer de deberes. Como no, 2 fotos de paisaje, intentando poner en práctica lo que hemos hablado hoy aquí.

Feliz semana!! Besos y abrazos!!

Deja un comentario